Cada vez que escucho hablar de un accidente de tráfico me pongo “enferma”, pero esto se agrava cuando escucho o leo que ha sido provocada por una motillo conducida por unos niños.

Así fue el último accidente ocurrido en Alicante y el cual ha tenido una víctima, el “niño motorista”. Por casualidad, ayer íbamos a pasar Óscar y yo con el coche y nos encontramos el escenario. Un coche empotrado en una pared y trozos de una moto.

NOTICIA RECOGIDA EN EL DIARIO INFORMACIÓN DE ALICANTE:

Un joven de unos 16 años falleció anoche en el barrio alicantino de San Gabriel a causa de una colisión entre la motocicleta de pequeña cilindrada que conducía y un turismo ocupado por dos personas que resultaron ilesas. El accidente se produjo en torno a las 22 horas cuando, según el testimonio de varios vecinos presentes, la víctima se saltó un semáforo en rojo con su motocicleta modelo «scooter» y chocó con el vehículo a la altura de la gasolinera situada en el barrio en las inmediaciones del polideportivo Samaranch.

No sé ni como empezar, estoy tann… tann… tann…

Es verdad que todos cometemos imprudencias al volante, mal hecho, pero es así, y a mi parecer, los que más probabilidades tienen de cometer estas imprudencias son las motos. Por ejemplo, un semáforo rojo (desde hace rato), llega un moto y se lo pasa ¿cuántas veces se ha visto eso? Yo, miles. Un conductor de coche se lo piensa 4 veces antes de hacer este acto, si es que se le pasa por la cabeza. ¡Ay si llevase una cámara y pudiese gravar todo lo que veo! la guardia civil me daría un galardón. 😉

Con lo malos que son los ángulos muertos de los coches y las motos se tienen que meter entre ellos para quitarsen la cola de coches que tienen delante, otro ejemplo. La mayoría conducen entre medias de los dos carriles y pasan entre dos coches sin pensar que el coche puede, en un momento dado, querer cambiarse de carril.

En ciudad, a mí me ha pasado, el tener que ir esquivando las motos que vienen invadiendo mi carril de frente para saltarsen la retención que hay en su sentido.

Sin irme más lejos, la semana pasada, (situación) estoy esperando en el carril derecho de un semáforo en rojo para girar a la derecha y el intermitente puesto a la derecha. A continuación, se pone el semáforo verde y yo hago acción de girar cuando, de repente, de la nada, aparece una “scooter” con dos chavalines de 15 años sin casco, a la máxima velocidad que daba la moto ¡por mi derecha! ¡qué era hacia donde estaba girando yo! Gracias a que yo acababa de salir del semáforo y me dio tiempo a frenar, que sino, los chavalines de la moto no lo cuentan y a mi me meten en un follón.

Historias así tengo para un buen rato, pero no quiero aburrir a nadie, aunque ya empiezo a ver bostezos.

Con esto quiero denunciar que la mayoría de niños que se sacan el carnet de ciclomotor, no son conscientes del peligro que hay en la carretera y más si ellos con sus maniobras, hacen que este peligro se agrave.

Desde mi punto de vista, la edad de los 14 años me parece que es muy temprana para poder llevar un ciclomotor ya que a esta edad, se suele estar en “la edad del pavo” y hacen tonterías por creersen los más chulos (ahí es donde vienen los accidentes). El problema de todo esto, ¿de quién es? creo que de todos pero la solución es muy dificil.

En fin todos somos responsables en la carretera, pero hay un sector de la población que debería llevar más cuidado del que lleva.

Con este artículo no pretendo meter a todos los conductores en el mismo saco. Hay conductores de coches que lo hacen muy mal, otros que lo respetan todo y con las motos pasa lo mismo. Solo he querido plasmar mi punto de vista hacia lo que está ocurriendo y lo que yo puedo ver en las carreteras dia a dia.