Anoche llevábamos tiempo sin ir al cine (solemos ir Óscar y yo todas las semanas) y como tenemos en cola también la de Poseidón, anoche, nos decidimos en ir a ver la de Silent Hill.

No me aburrí en ningún momento viendo la película, es más, estubo muy entretenida. También tengo que decir que yo no he jugado al juego, entonces, no puedo comparar la película con el juego.

Hubo un momento gracioso que, a mi parecer sobraba, en el que la niña dice que estaba ardiendo. Los que ya habeis visto la peli supongo que sabreis la escena que digo y los que no habeis visto la peli, si la vais a ver, ya sabreis de qué escena hablo.

Quitando eso, el doblaje que no es demasiado brillante y el final que te deja un poco confuso porque cada uno entiende una cosa, el resto está muy bien. La trama es, según me han comentado, muy igualita a la del juego.

 

Si quereis pasar un ratito de angustia, no dudeis en ir a verla.