Me encantan los días como hoy, hace un poco de fresco, está nublado y tronando, llueve, sale el sol, vuelve a llover,…

Sales a la calle, y ¿a qué hueles?, a mí se me ocurren varias cosas:

– A tierra mojada (¡Cómo no!)

– A atmósfera limpia: notas como esa lluvia que está cayendo está limpiando el cielo de contaminación y podemos respirar mejor.

– Hueles y sientes como la tierra, las plantas,… están agradeciendo esa lluvia.

Me gusta cuando llueve (pero sin provocar riadas,…), cuando truena, cuando después de haber caido esas gotitas salen los caracoles y el campo huele a romero, cuando está la tierra mojada…

¡Quién dice que es un día triste! Con lo que está cambiando el clima, tendríamos que decir que es un día de alegría porque está lloviendo. Cada año tenemos menos lluvia y llegará un día en el que realmente echemos de menos este fenómeno que nos dá la naturaleza, La lluvia, el elemento esencial de la vida.