Hay quién dice que el tiempo es oro, ¿no?, pues sí, son las 4:58 am y llevo ya 22 horas despierta haciendo el dichoso proyecto de Urbanización. Los dedos que sujetan el ratón los tengo rotos, hasta el meñique ha cogido la forma del ratón (es el ratón pequeño, el del portátil), pero todo esfuerzo tiene su recompensa.

Ya solamente me quedan 5 días para terminar el curso, para descansar, echarme a la bartola, jugar en el ordenador, postear en mi queridísimo blog, comprar el regalo del aniversario (niño, no se me ha olvidado el regalo).

Mientras tanto, dentro de 2 horas me tengo que levantar para ir a clase y seguir dandole al ratón con el proyecto y después, por la tarde trabajar hasta las 22h. Ufff!!! voy a terminar reventada, o mejor dicho, ¿podré terminar el día? Más me vale aguantar como una machota porque no es plan de domirme en el trabajo delante de la gente.

Bueno, pues nada, ya la semana que viene me pondré a comentar cositas más a fondo.

Saludosss.

🙂